Alvaro Moreno

581736_427483907346045_1660463880_nBIOGRAFÍA DE ALVARO ANDRES SALVADOR MORENO QUIJANO.

Nacido en la Ciudad de San Salvador, El Salvador, el doce de diciembre de 1962, mi edad es 51 años. Gracias a Dios.
Soy Secretario Notificador del Juzgado Tercero de Tránsito de San Salvador. Ya tengo aproximadamente unos 20 años de laborar dentro del Órgano Judicial.
Soltero. Soy el menor de todos mis hermanos.
Padre de dos adolescentes, el varón se llama Álvaro Rigoberto Moreno Amador; y la menor Andrea Paola Moreno Amador.
He cursado estudios universitarios de la Carrera de Estudios de las Ciencias Jurídicas y Sociales.
Siempre me ha gustado el habito de leer y de profundizar más, ahora Dios me da la oportunidad de gozarme en su palabra.
Recorrer mi país en motocicleta los fines de semana cuando se puede, por que hay privilegios que desarrollar en la congregación donde asisto.
Recibí a Jesucristo varias veces en mi juventud, pero la más significativa fue a partir de diciembre de 1999, Dios se había revelado en mi vida por medio de un sueño meses antes de este reconcilio, por que ya había decidido no dar marcha atrás de mi nueva condición de creyente, me bautice en abril de 2001, hasta que el Señor me cumplió una serie de requisitos que le había impuesto, para no bautizarme
y no tener compromisos, ni responsabilidad con EL y su iglesia…lo confieso.
Actualmente asisto a la Iglesia Emanuel. Misión Profética de El Salvador, situada en la Colonia La Rabída, de San Salvador, desde a principios del año 1999 que llegué a esta congregación he permanecido en ella, por que yo le pedí una iglesia de invierno y verano a Dios, para no tener pretexto de faltar a sus cultos y las enseñanzas por la lluvia o por el sol y el calor, lo mejor para combatir mi pereza espiritual y hasta la física. Ahora recién bautizado me empezaron a tomar en cuenta para recoger los diezmos y ofrendas en los cultos de los varones, y tuvieron la paciencia de discipular me con enseñanzas personalizadas como nuevo creyente, vieron algo en mi que me dejaban leer dos libros mensuales cuando era el encargado de cuidar los vehículos de los hermanos, ya se quedan aparcados en la calle, luego me invitaron a unas capacitaciones sobre misiología transcultural y de maestro de Escuela Bíblica para los niños, dos años estuve de maestro y al tercer año me nombraron como el nuevo Director de Escuela la Dominical y Bíblica; luego mi congregación sufrió un colapso que unos de los pastores se retiraba a otro país, y a otros lideres no les parecía el que solo un pastor llevara la obra, ellos se retiraron;  yo ya era un líder con el ministerio de Oración y Vigilia y además el de Escuela Bíblica con grupos ya bien organizados, además ya estaba predicando en las células de las casas con el proyecto de iglecrecimiento del pueblo de Dios. Desde hace cinco años he sido nombrado como anciano de mi congregación y encargado de la disciplina, soy parte del Comité de Pastores y Ancianos ante la Iglesia Central y las filiales.
Anteriormente les manifesté que era empleado del Órgano Judicial, y en el Juzgado Tercero de Tránsito de San Salvador. Antes de conocer al Señor Jesucristo era parte de los grupos de Alcohólicos Anónimos y en el órgano judicial como parte de los beneficios de los empleados que sufrimos ese flagelo permitió la apertura de un grupo y por varios años me desempeñe todos los cargos de ese grupo, y los últimos tres años fui en secretario general, me avisaban que un compañero estaba con problemas de alcohol, yo lo buscaba, los invitaba, los convencía que reconocieran su problema que era más que un vicio, y aceptaban, me les unía para ir a otros grupos por un tiempo, cuando ya estaban fortalecidos los dejaba y a buscar a otro, sentía una satisfacción por este servicio. Y Jesucristo se revelo a mi vida en un sueño que me dejó solo pensando en ello, que me dijo sobre “Alvaro, otra alma que se pierde” y así fue que empece acercarme tímidamente a los grupos de oración, a tratar de entender cual es mi negocio con las almas,  desde el año 2007 y hasta esta fecha estoy liderando junto con un equipo de buenos hermanos que Dios ha permitido llevar su obra de amor y Salvación a los empleados del Órgano Judicial, nos reuníamos en las gradas de unas escaleras de el primer nivel, una Magistrada permito trasladarnos a su sala de audiencia en la Cámara de Menores, y ha venido creciendo el grupo llamado “VENTANA DE JUSTICIA”  y Dios dio la promesa que este grupo iban a nacer más, y solo el año pasado nacieron dos hijas o dos grupos pequeños; aunque Dios ha permitido en otros edificios que hayan más grupos. Y nos unimos siempre de tres veces al año en ayuno, pidiendo por nuestra nación y por el órgano Judicial.
Mi Hermano Ricardo Lopéz, estuvo en una ocasión en el Grupo Ventana de Justicia compartiendo una enseñanza, y en una celebración de acción de gracias por la fraternidad de los grupos de oración del Órgano Judicial en el año 2012, y siempre estoy perseverando bajo la promesa hasta que Jesucristo vuelva por su iglesia, y gracias Ministerio de Fuerza y Honor de tenerme como su amigo desde entonces los bendigo en el nombre de Jesucristo.
Advertisements

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s